Relicatessen 2018
RECETA DEL MES En    esta    ocasión,    queremos    mostrarte    la    receta    de    las    conocidas    yemas    de    Santa    Clara.    Con    pequeñas variaciones, son también conocidas como yemas de San Leandro, de Santa Teresa o de Ávila. Se   cree   que   tienen   su   origen   en   la   necesidad   de   dar   adecuada   salida   a   la   gran   cantidad   de   huevos   que   los   novios ofrendaban a los monasterios en primavera para evitar que lloviera el dia de sus bodas.
YEMAS DE SANTA CLARA
NGREDIENTES: 12 yemas de huevo 190 gr. de azucar blanquilla 100 m.l. de agua mineral 1 rama de canela 2 pieles de limón Azúcar lustre Azúcar glas ELABORACIÓN: Primeramente   hay   que   preparar   el   almibar.   Para   ello,   mezclamos en   un   cazo   (preferiblemente   de   aluminio)   el   agua,   el   azúcar,   la piel   de   dos   limones   y   la   rama   de   canela.   Lo   ponemos   a   cocer   a fuego bajo, y lo dejamos quince minutos. Pasado ese tiempo,
 retiramos las pieles de limón y la canela, y subimos un poco el fuego, dejando cocer hasta el punto de hebra fuerte (110º). Mientras,   separamos   las   claras   de   los   huevos   y   ponemos   las   yemas   en   un   bol.   Las   batimos   suavemente   y   seguidamente   las pasamos por un colador a un cazo. Añadimos poco a poco el almíbar, que habremos dejado atemperar, para evitar cuajar las yemas y lo integramos. Lo   ponemos   a   fuego   bajo   y   removemos   hasta   que   se   forme   una   pasta   que   se   desenganche   de   las   paredes   del   cazo.   Dejamos enfriar   y   hacemos   bolitas   de   3   cm.,   que   rebozaremos,   primero   en   azúcar   lustre   y   luego   en   azúcar   molido.   Si   nos   gusta   más   un acabado granulado, invertimos el orden de los azúcares en el rebozado. Colocar en moldes “petit four”. Salen entre 12 y 16 unidades.